Cirugía Pies – Operación de Juanetes en Barcelona

Aunque los juanetes pueden ser en algunas ocasiones hereditarios, un importante porcentaje de personas lo padecen debido a una mala elección del calzado. Usar zapatos demasiado ajustados en la parte delantera del pie, muy estrechos o con tacones muy altos de manera prolongada y frecuente, fomentan que el dedo gordo del pie apunte hacia el segundo dedo, lo que propicia la formación de la característica protuberancia ósea que distingue esta condición. Esta malformación no se trata de una afección meramente estética, los pacientes que la padecen sufren de dolores y molestias, por lo que resulta fundamental aprender a elegir el calzado si tienes juanetes. Sería muy aconsejable elegir un calzado de ancho especial para permitir al pie una mayor comodidad y que no sufra de presiones molestas en la zona del juanete.

Para corregir este problema existe la cirugía de juanete que radicará la deformidad y aliviará el dolor causado por esta protuberancia. Encontrar un lugar de confianza donde hagan esa operación de juanetes en Barcelona debe ser fundamental. Un centro especializado y donde nos transmita la seguridad y tranquilidad que andamos buscando para la cirugía de pies. Esta intervención consiste en que el cirujano hace un corte alrededor de la circulación del dedo del pie y los huesos. Posteriormente repara la articulación y los huesos deformes mediante clavos, tornillo, placas o una férula para mantener los huesos en su lugar. No hay que temer pues al ser sencilla se puede estar despierto durante el procedimiento ya que la anestesia usada es sólo para insensibilizar la zona y no sentir ningún tipo de dolor o molestia.

Después de someterse a esta intervención se deben seguir al pie de la letra las indicaciones del especialista para lograr una recuperación total y que nuestra calidad de vida sea como mínimo mejor que antes de padecer estos dolorosos juanetes. Tener como médico de cabecera a un buen podólogo hará que nos sintamos más seguros y confiados. Se debería acudir al especialista siempre que se tengan sospechas o constancia de que algo no va bien en nuestros pies. No se debe relegar a éstos al último lugar y darles la importancia que se merecen. El ir a la moda no debería significar el tener que sacrificar nuestra comodidad y bienestar aunque es sabido que no siempre se consigue. Procurar un mantenimiento adecuado podría evitar, en muchas ocasiones, el tener que recurrir a causas mayores.